6 cosas que tu dentista sabe a primera vista sobre tu salud

Cuando el mal aliento es persistente es posible que tengamos algún problema interno, pero será nuestro dentista el que determine si debe derivarnos a algún otro especialista

6 cosas que tu dentista sabe a primera vista sobre tu salud

Así como los ojos son el espejo del alma, se dice que la boca es el espejo para el cuerpo. El dentista no solo detecta caries y acumulación de placas. Está capacitado para ver mucho más de lo que hay en tu boca.

Es increíble lo que pueden llegar a identificar cuando la revisan. Pueden diagnosticar enfermedades como el cáncer, la anemia y la diabetes.

Obviamente los diagnósticos de un dentista son advertencias para que te sometas a un examen regular que podrían salvar tu vida, ya que ellos no son especialistas de otras enfermedades que no sean las orales.


Por otra parte, los odontólogos no solo pueden conocer qué enfermedades tienes, también pueden descubrir tus malos hábitos. Están son las cosas que tu dentista puede saber de ti:

1. Nunca usas hilo dental, solo el día de ir al odontólogo

No engañas a nadie y menos a tu odontólogo. Este sabe perfectamente que te limpiaste los dientes solo para quedar bien con él. Lo cierto es que, después de tanto tiempo sin hacerlo, el hilo dental hace que tus encías sangren y luzcan mal.

Si usaras frecuentemente el hilo dental, tus encías lucirían más agradables. Cuando no se hace de forma habitual, dejan al descubierto esas pequeñas heridas que el odontólogo puede ver por el corte con el hilo dental en la encía.

2. Estás embarazada

Las mujeres embarazadas, casi en su mayoría, desarrollan gingivitis. Así que, si eres mujer y tienes este problema, no te extrañes si tu dentista te pregunta: “¿Estás embarazada?”.

La gingivitis se produce por causa del aumento de la progesterona. De esta manera crecen las bacterias que producen esta enfermedad.


3. Te muerdes las uñas

Así uses guantes durante la visita, tu dentista te descubrirá. Y es que no necesitan mirar tus manos para saber que tienes por costumbre morderte las uñas. Este hábito ocasiona grietas en los dientes, produciendo desgaste debido a la tensión constante sobre ellos.

Otra de las características que harán que tu odontólogo te descubra es que tengas dientes irregulares o dolores en la mandíbula.

4. Sabrá que de pequeño te chupabas el dedo

Hay casos en los que no tienes que preocuparte porque no se producen problemas en la edad adulta y los odontólogos ni siquiera lo notan. Si tus papás no dejaron que te chuparas el dedo o cortaron el hábito antes de los 6 años, no pasará nada.

Pero, obviamente, si en tu caso has pasado muchísimo más tiempo, después de los siete u ocho, seguramente tus dientes tengan una mala posición.

Cuando tu mordida no es la acorde con la dentadura normal, puede ser corregido a través de un tratamiento de ortodoncia.

Sin embargo, es posible que queden algunos signos reveladores que harán que tu dentista descubra que tuviste ese mal hábito. El movimiento de tus dientes delanteros pudo haber afectado la forma de la mandíbula y seguramente también pudo influir en tu forma de hablar.


5. El mal aliento puede significar algo

Hay personas que no saben que el mal aliento no es normal, porque quizás han vivido con ello toda su vida. Por eso es fundamental que consultes a tu dentista si quieres evitar situaciones incómodas con la persona que sales o en tu vida diaria.

  • Si tienes un olor “afrutado” quizás piensas que en realidad no es mal aliento, pero debes saber que esto podría indicar que tienes una diabetes que no ha sido controlada.
  • Quienes tienen un aliento con aroma similar a pescado podrían tener insuficiencia renal o hepática.
  • Si es demasiado fuerte, podría deberse a varias cuestiones, desde reflujo gastroesofágico a un absceso pulmonar y bronquitis subyacente o una piedra de amígdalas.
¿Ahora ves que el mal aliento no es normal? Quizás el de las mañanas se deba al sarro dental acumulado, que luego con cepillar tus dientes se va. No obstante, cuando pasas tu día así, ni el disfraz de olor a menta puede taparlo.

Todo esto debe estar indicado por tu dentista, ya que él personalmente debe saber si es necesario recomendarte hacer una cita con un otorrinolaringólogo.

6. Tienes cáncer oral

Así es, existe el cáncer en la boca. El cáncer oral presenta como primeros síntomas:

  • Sangrado inexplicable en la boca.
  • Manchas blancas, rojas o moteadas en la boca.
  • Cambio en la forma en que sus dientes encajan entre sí.
  • Hinchazón.
  • Engrosamiento.
  • Bultos o protuberancias.
  • Áreas erosionadas en los labios, encías y otras áreas dentro de la boca.
En este caso deberemos someternos a cirugía. Asimismo, es importante que sepas que se debe consultar con el cirujano oral para una biopsia de cualquier tejido sospechoso.

No evites la cita con tu dentista

Ahora ya puedes ver que tu dentista puede saber una gran cantidad de cosas sobre ti con solo un vistazo a tu boca. Recuerda que esta cita siempre es importante y, al menos dos veces al año, debes ver a tu odontólogo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.